Publicidad digital y estrategia en Internet: Optimizando la visibilidad de nuestra empresa en Internet

Imprimir artículo Imprimir artículo
Descargar pdf Descargar PDF
Alberto Alcocer
SocieTIC Business Online

 


Tablet con mapa del mundo

 

Hablar de publicidad digital o publicidad en internet a día de hoy, es hablar de cómo las empresas necesitan ser capaces de hacerse visibles en internet para sus potenciales clientes y nichos de negocio y así poder vender y generar marca adecuadamente en la red.

Pero como en todo, decirlo es fácil y hacerlo o ver que se hace realmente es otro tema. La realidad en este momento es que tanto Pymes como Empresas, invierten (casi) sin problemas en el desarrollo de su web hasta que ya está subida a internet, y en este momento se olvidan de la parte más importante; conseguir que los usuarios de internet sepan que están ahí, que tienen buenos productos o servicios, que son realmente competitivos y que están deseando venderlos.

Por muy bueno que seas, si no eres visible en internet, si los usuarios no saben que estás ahí… NO EXISTES. Por muy duro que parezca es así y en la mayoría de las ocasiones la publicidad digital conlleva inversión en medios, canales y acciones de muy diverso tipo. Y quizás lo más importante aquí sea la definición de la estrategia a seguir y la elección de los canales de marketing online que se utilizarán para llegar de forma eficaz al público objetivo y conseguir que este compre el producto o contrate el servicio ofertado.

Diseñar una estrategia de publicidad online que traiga buenos resultados puede implicar trabajar de forma combinada sobre varios canales de comunicación a la vez en internet:  página web, blog corporativo, posicionamiento web, social media, video marketing, marketing móvil… Son muchos y cada uno de ellos debe tratarse con la importancia adecuada.

El primero y más básico es siempre la página web corporativa, que además, cumple dos fases principales a nivel de estrategia. Por una parte es el centro de operaciones online a partir del que se lanza toda la publicidad digital (Fase de atracción o marketing online) y por otro es el sitio donde retornan los usuarios interesados en dicha publicidad, dispuestos a comprar el producto o servicio ofertado (fase de conversión o ventas).

Es por esto que la página web debe estar perfectamente diseñada, no solo a nivel visual sino también en cuanto a lo que a efectividad se refiere. Debe ser atractiva visualmente y contar con una estructura de contenidos (menús de navegación) que permita que el usuario encuentre lo que desea de forma rápida y sencilla.

Y si hay tienda online, el carrito de la compra deberá cuidarse de una forma muy especial. La ficha de producto deberá estar perfectamente diseñada y enfocada hacia la venta y el carrito de la compra deberá ser efectivo: formularios sencillos, cortos y rápidos de rellenar y medios de pago y otras opciones bien establecidas. Al final, si esta parte está bien realizada, el porcentaje de ventas se incrementa de forma muy significativa.

Muy importante también puede ser habilitar un blog en la propia página web. Dado que un blog permite una actualización frecuente, es óptimo para el posicionamiento y permite difundir todos los post o contenidos creados por internet, bien desde el mismo posicionamiento, a través de newsletters o boletines electrónicos, o por las redes sociales. Calidad y cantidad (2 o 3 post por semana mínimo) son aspectos que también influirán mucho en el resultado final.

La filosofía de un blog corporativo debe ser siempre la de cubrir una necesidad de información del usuario, adecuándose a las búsquedas más frecuentes de internet. Si los usuarios lo percibe así, el porcentaje de visitas e incluso de conversiones podrá verse incrementado de forma significativa. Y si además está apoyado por un buen posicionamiento, en poco tiempo la red puede estar inundada de contenidos relativos a la empresa que conseguirán  atraer ya no solo visitas, sino LEADS a la web.

Clave resulta por esto el posicionamiento web, encaminado a fomentar la visibilidad online de una empresa al máximo nivel. Objetivo final en este área, aparecer en la primera página de resultados de Google cuando los usuarios hacen una búsqueda en el navegador. Valga decir que el primer resultado se lleva más del 50% de los clics de toda la primera página, mientras que el cuarto, solo llega a un 4%.

Realizar el posicionamiento web implica un trabajo intenso y constante, que comienza por identificar los nichos de negocio objetivos de la empresa y las Keywords por las que deberá posicionarse esta en internet. A partir de ahí, habrá que trabajar en la optimización constante de contenidos, web y blog (entre otros), así como trabajo relativo a definir una estrategia de Linkbuilding o consecución de enlaces de calidad cuyo destino sea la web de nuestra empresa.

Cuantos más enlaces o links haya de otras webs hacia la nuestra, mejor valoración tendrá para Google y antes apareceremos en los resultados de búsqueda de los usuarios. Y si además, combinamos todo lo anterior con las redes sociales, la visibilidad de la empresa mejorará considerablemente.

Las redes sociales permiten una gran capacidad de interacción y promoción con los usuarios de la red. Trabajar adecuadamente el social media marketing requiere también de tiempo y dedicación pero los resultados a nivel de interacción pueden ser relativamente rápidos. Una buena estrategia de publicidad online no debería olvidarse de las redes sociales principales (Facebook y Twitter) pero tampoco de Google plus, YouTube o Pinterest, esta última cada vez con más importancia a la hora de generar ventas a partir del comercio electrónico.

Y si necesitamos acelerar nuestros procesos de venta online y ser más visibles, lo más adecuado es realizar campañas de marketing enfocadas a conseguir resultados más tangibles y rápidos. Google tiene a día de hoy una de las plataformas más potentes para hacer anuncios y campañas online; Adwords. Su efectividad es realmente buena, si bien el nivel de inversión puede ser también alto. Y de forma paralela, Facebook permite también la realización de campañas similares, tanto para conseguir visitas a la web de la empresa, como para conseguir más "me gusta" en la red social.

También se pueden realizar campañas de marketing de diverso tipo en plataformas de marketing móvil. Adwords permite también la realización de anuncios para móviles y Tablets, en un momento en el que los dispositivos de movilidad son los favoritos de los usuarios para hacer sus compras online. En este sentido, es importante mencionar que la franja horaria  tarde-noche el momento del día en el que más ventas online se realizan, especialmente desde dispositivos móviles.

Resumiendo. Tener una web en internet no significa estar en condiciones óptimas para vender online. Lejos de eso, la empresa debe iniciar acciones para dar visibilidad a la web y que así los usuarios (y Google) conozcan su existencia y puedan comprar adecuadamente. Adicionalmente, la publicidad digital o marketing online en sus diversas versiones, permitirá a las empresas aumentar su visibilidad y ventas en internet, si bien es un trabajo constante el que hay que realizar. Pero al final, si el camino es el adecuado, las ventas llegan y permiten a las empresas crecer y mejorar su nivel de competitividad online. 


Todas las opiniones, comentarios o afirmaciones vertidas en los vídeos y artículos puestos a disposición desde este servicio web no son responsabilidad de Ibercaja, sino que muestran la opinión del respectivo autor.


Fundación Bancaria Ibercaja

Fundación Bancaria Ibercaja. C.I.F. G-50000652.
Inscrita en el Registro de Fundaciones del Mº de Educación, Cultura y Deporte con el nº 1689.
Domicilio social: Plaza de Basilio Paraíso, n 2, de Zaragoza.

Fundación Bancaria Ibercaja está autorizada al uso
de la marca "Ibercaja" por Ibercaja Banco S.A., que es titular de la misma