La RSC estrategia sostenible para la empresa

Imprimir artículo Imprimir artículo
Descargar pdf Descargar PDF
Juan Royo Abenia
Economista. Director de la revista online culturaRSC.com


La RSC es la única estrategia empresarial que ofrece soluciones de sostenibilidad a la empresa moderna. Se basa en la ética y en la hipótesis de partida de un mundo en el que la transparencia y la reputación son atributos indispensables. Y se basa en la transparencia porque la explicitación de las buenas prácticas genera nuevas mejoras continuas en las empresas y en la sociedad. También permite crear indicadores de gestión que cuantifiquen los objetivos marcados por la dirección y justifiquen los esfuerzos a acometer. Todo ello siguiendo el marco homogéneo de Global Reporting Iniciative (GRI) de Naciones Unidas, de tal manera que todas las organizaciones pueden ser evaluadas siguiendo los mismos criterios.

La definición más habitual es la del compromiso VOLUNTARIO de la empresa de dar satisfacción a las demandas de todo aquel interesado en la ella: accionistas, clientes, trabajadores, proveedores, AAPP, ONG, comunidad local, medios de comunicación, medioambiente…

Aboga por una visión a largo plazo frente a la miopía del corto plazo basada exclusivamente en la especulación, que genera burbujas en la economía productiva. La especulación es una actividad indispensable en la economía de mercado, pero cuando todos los agentes especulan se convierte en un juego de suma cero. Lo que gana uno, lo pierde otro. No se genera valor. Si alguien utiliza el mercado como cobertura, es entonces cuando se multiplica el valor y la especulación encuentra su verdadero sentido.

La RSC genera valor a la empresa mediante el denominado “alfa ético”:

  • En el mercado de productos o servicios, las empresas que apuesten por un comercio justo, responsable, amigable con el medioambiente, con la eficiencia energética, transparente y corresponsable con la sociedad en la que vivimos, van a generar mayor fidelidad entre sus usuarios o consumidores y, por lo tanto, más ventas y más beneficio.
  • En el mercado laboral, una empresa que opte por políticas de colaboración, formación, conciliación, de flexibilidad horaria, remuneración variable, meritocracia… logrará atraer y retener el talento, evitando fugas de cerebros, incrementando su productividad y, por lo tanto, sus beneficios. Políticas de voluntariado corporativo cohesionan los equipos y generan valor a la sociedad. También la colaboración entre empresas y universidades en la investigación  o en la aceleración de proyectos emprendedores.
  • En el mercado financiero, las compañías RSC aportan información medioambiental, social y de gobierno corporativo a los obligatorios informes económicos, lo que aumentará su transparencia, disminuyendo la prima de riesgo por incertidumbre. Lograrán una financiación más barata, así como el acceso a una comunidad de inversores socialmente responsables que priorizan sus decisiones hacia empresas RSC.

En definitiva, una empresa líder será aquella que opte por políticas de diversidad, fomentando la feminización de aquellos puestos de trabajo esencialmente masculinos (y viceversa), o por la inclusión inteligente de la discapacidad (enfocada desde la capacidad y que rechaza prejuicios), lo mismo que se incorpora la internacionalización en cualquier empresa moderna que entienda que la realidad es poliédrica y cada vez más compleja y requiere de cuantos más puntos de vista mejor para afrontar los riesgos crecientes y las oportunidades emergentes.

La RSC no es obligatoria, pero en cuanto todo el mundo la adopte... ¡ay de aquél que, a pesar de ser legal, no sea RSC! El mercado y la sociedad sin duda le penalizarán.


Todas las opiniones, comentarios o afirmaciones vertidas en los vídeos y artículos puestos a disposición desde este servicio web no son responsabilidad de Ibercaja, sino que muestran la opinión del respectivo autor.


Fundación Bancaria Ibercaja

Fundación Bancaria Ibercaja. C.I.F. G-50000652.
Inscrita en el Registro de Fundaciones del Mº de Educación, Cultura y Deporte con el nº 1689.
Domicilio social: Plaza de Basilio Paraíso, n 2, de Zaragoza.

Fundación Bancaria Ibercaja está autorizada al uso
de la marca "Ibercaja" por Ibercaja Banco S.A., que es titular de la misma