La brecha de la competitividad

Imprimir artículo Imprimir artículo
Descargar pdf Descargar PDF
Rogelio Redondo
Director del Departamento de Personas
Red Ganadera Caspe


En la Cooperativa Ganadera de Caspe, y por extensión en Red Ganadera Caspe, la competitividad no es que sea importante sino imprescindible para poder sobrevivir con éxito en un sector tan competitivo como el porcino.

La competitividad la abordamos desde dos perspectivas diferentes pero convergentes:

  • Perspectiva Organización
  • Perspectiva Personas                                                                                                                                                          

1.- PERSPECTIVA ORGANIZACIÓN

Desde la perspectiva organizativa la competitividad se plantea con la ecuación que podríamos       considerar básica o elemental, de: “Productividad + Posicionamiento”.

1.1.- Productividad

En nuestra cooperativa de ganaderos, principalmente porcinos, la productividad la manejamos a   partir de cuatro factores orientados hacia la mejora de la eficiencia en costes sin reducción  de la calidad del producto ni del servicio. Los cuatro factores desde los que contemplamos la productividad son: Estructura, Funcionalidad, Optimización y Gestión Sanitaria.

1.    Estructura

a. Alojamientos e instalaciones: diseño de los diferentes espacios porcinos, adaptados al bienestar animal: para cada fase del ciclo de producción.

b. Mejora nutricional: parametrización de las necesidades en cada fase productiva y aprovechamiento máximo de los nutrientes.

c. Mejora genética y biotecnología: tecnología biológica y control genético.



2.    Funcionalidad

a. Estrategias alimentarias: materias primas, tecnología de fabricación, medicamentos, calidad del agua, fabricación, alimentación...

b. Tecnología reproductiva: inseminación, ciclo reproductivo, manejo animal en sus fases de crecimiento… 


3.    Optimización

a. Gestión técnica: informatización de la información, control estadístico de los procesos biológicos

b. Gestión económica: rendimiento, rentabilidad, inversiones, costes fijos y variables, NOF, financiación…

4.    Gestión Sanitaria

a. Legislación sanitaria y prevención sanitaria: sanidad animal, ley medicamentos, vacunas…

b. Diagnóstico y enfermedades del cerdo: aspectos clínicos veterinarios

1.2.- Posicionamiento

La productividad es necesaria pero no suficiente para ser una empresa competitiva, además hay que estar bien posicionado ante los siguientes tres grupos de interés, los cuales se interrelacionan:
1.    Posicionamiento ante el cliente
Las relaciones con el clientes deben ser continuas y fluidas para detectar sus diferentes expectativas tanto en relación al producto como a los servicios prestados. En la cooperativa segmentamos a los clientes en tres grupos: ganadero de reproductoras, ganadero de cebaderos y mataderos.
2.    Posicionamiento ante el mercado
Las relaciones con las diferentes empresas de la cadena logística no pueden ser ni de sumisión ni de soberbia, sino de colaboración y beneficio mutuo. Solo así y a través de alianzas estratégicas, se consigue el respeto del mercado y el surgimiento de oportunidades de negocio.
3.    Posicionamiento ante la sociedad
En la cooperativa consideramos que la reputación corporativa como un activo imprescindible para hacer efectiva la competitividad. Por ello mantenemos con nuestros grupos de interés directos (clientes, personas, aliados y socios) una filosofía de respeto mutuo, transparencia y sinceridad en las relaciones. Conjuntamente con nuestra política de reputación mantenemos una política de imagen ante la sociedad a través de planes de comunicación con instituciones públicas y no públicas, pero de impacto social, que revisamos y mejoramos continuamente.

 2.- PERSPECTIVA PERSONAS

Tanto la productividad como el posicionamiento están muy bien, pero esas tareas las llevan a cabo personas. Personas que deben estar capacitadas técnicamente y ser competentes en sus funciones. Sin ánimo de reducir en exceso, pues todo está interconectado, consideramos que la productividad se alimenta desde el lado personas con el conocimiento y el posicionamiento con las competencias.

2.1.- Conocimiento

Atraer y captar a personas con conocimiento contrastado, tanto teórico como práctico, junto con una política de formación y capacitación continua en los diferentes componentes de la productividad es un principio imprescindible para mantener viva, y en alerta, a la competitividad.

Junto con el conocimiento individual cuidamos y potenciamos el conocimiento compartido en equipos de trabajo, tanto para elevar el nivel de conocimiento individual y organizacional como técnica de enriquecimiento de tareas.

2.2.- Competencias

Somos conscientes de que el conocimiento, al igual que la productividad a la que alimenta, es necesario para generar una organización competitiva, pero no es suficiente. Se necesitan la definición y desarrollo de una serie de competencias conductuales que potencien el posicionamiento.

Las competencias las estructuramos en tres niveles:

  1. Competencias transversales: Aprendizaje, colaboración, trabajo en equipo, comunicación, iniciativa, creatividad…
  2. Competencias específicas de liderazgo: pensamiento estratégico, líder de líderes, impulso al desempeño, dirección de equipos, orientación a resultados, organización y planificación, integridad, flexibilidad y adaptabilidad, negociación, relaciones públicas…
  3. Competencias específicas del puesto: atención al cliente, análisis numérico, orientación comercial, orientación productiva, temple y resistencia…

2.3.- Innovación
La suma del Conocimiento y de la Competencia nos da el Talento disponible que poseen las personas para ponerlo al servicio de la productividad y del Posicionamiento respectivamente, es decir de la Competitividad. Esta puesta en escena se puede llevar a cabo de una manera “mecánica” en la que los conocimientos y las competencias se aplican según una visión academicista o, por el contrario, como hacemos nosotros o intentamos hacer, de una manera “cognitiva”, pensando en forma individual y en equipo, no dando por confirmada ninguna “verdad” que no hayamos experimentado, danto lugar a un ambiente de creatividad que es la fuente de la innovación tanto en productos como en servicios y procesos, y el origen de las “ventajas competitivas” de éxito.
 

3.- COMPETITIVIDAD SUPERIOR

Si queremos conseguir un nivel de competitividad superior no basta con que el talento esté disponible, tiene que estar trabajando, es decir aplicándolo a la productividad y al posicionamiento.

Un potente factor que conocemos para ello es la Motivación.

3.1.- Motivación

En la cooperativa la aplicamos a través de dos líneas de trabajo:

  1. Línea motivacional “individual”, al establecer “el logro” como factor de determinación humana. Logro, tanto de metas personales a través de las evaluaciones como de metas organizacionales a través de la gestión por procesos.
  2. Línea motivacional “equipos” se logra al dotar de sentido a “la pertenencia” y dotar de contenido a una serie de equipos de trabajo: equipo directivo, equipo técnico, equipo veterinario, equipo administrativo, equipo portavoces…. Quedando cubiertos todos los niveles organizativos tanto a nivel departamental como interdepartamental.

3.2.- Relaciones de confianza

Pero la verdadera clave y hecho diferencial de la competitividad superior está en el tipo de relaciones que impere entre empresa y empleados, si las de legalidad o las de confianza.

Consideramos imprescindible la existencia de un marco legal que regule las relaciones entre las partes y que actualmente lo proporcionan la reglamentación laboral y los convenios colectivos, precisamente para evitar abusos de confianza de cualquiera de las partes. Pero una vez que las reglas están establecidas y son incuestionables, las relaciones que deben imperar son las de confianza para conseguir por parte del trabajador la máxima responsabilidad y compromiso con la empresa y por parte de esta un trato individual y diferenciado donde prime la empatía y la comprensión hacia el empleado.

Es la situación ideal. Empresa y empleados se entienden perfectamente. Uno ofrece lo mejor de sí para el otro. Y este lo valora como se merece. Existe una relación de confianza entre ambas partes. No resulta sencillo llegar hasta ese punto, pero es a lo que aspiramos. Se construye con voluntad y esfuerzo y los valores que imperan en la relación son: transparencia y honestidad.

Como ya dijo Peter Drucker: 

“Las organizaciones ya no se fundamentan en el poder sino en la confianza”.

3.3.- La brecha de la competitividad

Las relaciones de confianza y la motivación provocan la brecha porque no solo consiguen aplicar el máximo del Talento Disponible sino también incrementar el propio Talento disponible porque se toma conciencia de la importancia del Conocimiento, de las Competencias y de la Innovación, y así sucesivamente.

 4.- RESUMEN

  1. Aplicando el conocimiento a la productividad y las competencias al posicionamiento, a través de la innovación, nos da un talento disponible al servicio de la competitividad elemental.
  2. Para conseguir la competitividad de nivel superior es necesario convertir el talento disponible en talento aplicado a través de técnicas de motivación que abarquen tanto aspectos individuales como de equipos que se logran, sobre todo, manteniendo unas relaciones de confianza entre empresa y empleados.
  3. La brecha de la competitividad la marca la distancia entre talento disponible y talento aplicado.

Todas las opiniones, comentarios o afirmaciones vertidas en los vídeos y artículos puestos a disposición desde este servicio web no son responsabilidad de Ibercaja, sino que muestran la opinión del respectivo autor.


Fundación Bancaria Ibercaja

Fundación Bancaria Ibercaja. C.I.F. G-50000652.
Inscrita en el Registro de Fundaciones del Mº de Educación, Cultura y Deporte con el nº 1689.
Domicilio social: Plaza de Basilio Paraíso, n 2, de Zaragoza.

Fundación Bancaria Ibercaja está autorizada al uso
de la marca "Ibercaja" por Ibercaja Banco S.A., que es titular de la misma