Filosofía de trabajo = Competitividad empresarial. e5. Un método para la persona que todo profesional lleva dentro

Imprimir artículo Imprimir artículo
Descargar pdf Descargar PDF
David Albericio Gallardo
Profesor Especialista del Gobierno de Aragón Técnico de Cantera en Sociedad Deportiva Huesca


Misión, visión y valores determinan generalmente la filosofía de una empresa. Palabras como esfuerzo, respeto, compañerismo, solidaridad, trabajo en equipo, compromiso, motivación, objetivos, metas, etc. son habituales en las descripciones societarias de una idea, proyecto o entidad.

Sin embargo, ¿es esa filosofía de empresa la que realmente se aplica en el día a día para alcanzar los propósitos que se planteen? O por el contrario, ¿no importa esta con tal de alcanzar el objetivo final? ¿Se pretende que técnicos y empleados respondan a unas expectativas de manera coherente o no con un método de trabajo?; ¿ofrecemos herramientas, recursos y estrategias para ello?

Si bien es cierto que, en la gran mayoría de las ocasiones, un líder de equipo no tiene capacidad o la tiene limitada en lo que se refiere a la toma de decisiones de tipo administrativo o laboral del personal, éste sí que es el experto más vinculado directamente al control, supervisión y desarrollo de las tareas diarias que realizan el conjunto de personas de una empresa o equipo.

Así, el líder no podrá exigir compromiso a sus empleados ofreciendo a cambio un contrato indefinido o estabilidad laboral pero de otro modo, sí que podrá controlar los parámetros de diseño y ejecución de la tarea a realizar, como por ejemplo el tiempo y la forma, para que el trabajador lleve a cabo la misma con gran responsabilidad e implicación.

Así pues, si deseamos que los procesos y las decisiones se tomen de manera colectiva, quizás como líderes de equipos no podamos proporcionar una sala de juntas y muchas horas para reuniones grupales pero por el contrario, sí que podremos facilitar el trabajo cooperativo a través del diseño de tareas on-line, intra web, en cadena, o por oleadas.

Aun así, estas cuestiones meramente organizativas y de gestión muy ventajosas por sí solas, dejarían de serlo con el tiempo si no estuviesen expresamente impregnadas de la esencia y filosofía de la organización y de su fidelización con cada trabajador. Es decir, que no bastará solo con plantear tareas eficientes y eficaces sino que además habrá que hacerlo de manera identitaria, representativa, al mismo tiempo que personalizadas a los empleados para poder aumentar la competitividad de la organización.

Entiéndase ésta a partir de ahora como los métodos y estrategias, en este caso a nivel interno, que actuando fundamentalmente sobre el factor humano de la entidad y las tareas que éstos desarrollan en la misma, tienen como objeto mejorar la productividad y la rentabilidad siendo en todo momento eficaces y eficientes. Esto, sin ninguna duda, repercutirá posteriormente en el concepto global y macroeconómico de competitividad empresarial dentro de un sector de mercado.

Filosofía de empresa + personalización = competitividad interna (eficacia y eficiencia) = productividad y rentabilidad = competitividad de mercado.

Así, la propuesta que aquí se expone pretende ofrecer instrumentos a los líderes en la optimización de los procesos a través del desarrollo del talento y las capacidades personales de los profesionales de la empresa mediante un método o filosofía de empresa muy concreto, el método e5.

Antiguamente, jefes y responsables buscaban trabajar, entrenar y desarrollar muy bien las distintas habilidades exigidas para un trabajo por parte de un individuo cualquiera. Buscaban trabajar, trabajar y trabajar. Hoy en día, debido a las características de la sociedad actual, los nuevos conocimientos sobre cómo aprenden las personas, las distintas formas de comunicarse y relacionarse, así como las demandas y necesidades tanto de trabajadores como de entidades, se precisan líderes que sean capaces de trabajar de forma exponencial, elevado a la quinta potencia: trabajar y entrenar,  educar, enseñar, entretener y emocionar.

  • E1. Entrenar/trabajar: desde donde se pretende ayudar a desarrollar unas capacidades y habilidades específicas de un empleo o proyecto. Aspectos como una buena planificación, la fijación de metas y objetivos adecuados, el correcto desarrollo y ejecución del plan o el control y evaluación del mismo determinarán la adaptación y crecimiento en ese trabajo o proyecto.
  • E2. Educar: a través de los valores de la entidad, su misión y visión empresarial. Siendo el líder el primero en predicar con el ejemplo en valores como el esfuerzo, el respeto, el compañerismo y la colaboración en equipo así como otros aspectos relevantes para el desarrollo del proyecto o trabajo, y creando disciplina, no imponiéndola, a través de diferentes recursos como la construcción colectiva de códigos de conducta o decálogos para el buen clima en el trabajo.
  • E3. Enseñar: utilizando para el aprendizaje y crecimiento del grupo distintas estrategias psicosociales y pedagógicas, la formación entre iguales, los grupos de trabajo y favoreciendo la formación continua, la mejora y progresión personal en distintas aptitudes beneficiosas para la empresa y el trabajador, partiendo de las necesidades e intereses de ambos, y con vistas a las demandas y proyectos de futuro.
  • E4. Entretener: haciendo del trabajo un placer, algo agradable y que favorezca el mantenimiento de la motivación, la ilusión y la mejora de la comunicación y las relaciones interpersonales  por ejemplo a través del uso adecuado de las nuevas tecnologías y las redes sociales, la realización de jornadas de convivencia, el uso de la música y espacios adecuados, el trabajo en equipo multidisciplinar.
  • E5. Emocionar: teniendo en cuenta los sentimientos, las sensaciones y las emociones de la persona y recursos para interpretarlas correctamente; utilizando la inteligencia emocional y el coaching para el desarrollo del talento personal; practicando la empatía; siendo resilintes y optimistas; controlando el estrés y la ansiedad y sobretodo, planteando tareas que llenen a la persona y le hagan rendir en un estado altamente motivante que saque lo mejor de sí mismas. Si conseguimos plantear tareas on flow estaremos consiguiendo trabajadores rápidos, eficaces, perfeccionistas, entregados, perseverantes, comprometidos, que se sientan respetados, valorados y con un elevado salario emocional que les hace proceder al más elevado rendimiento posible de manera natural. Si conseguimos emocionar, lo conseguimos todo.

Todas las opiniones, comentarios o afirmaciones vertidas en los vídeos y artículos puestos a disposición desde este servicio web no son responsabilidad de Ibercaja, sino que muestran la opinión del respectivo autor.


Fundación Bancaria Ibercaja

Fundación Bancaria Ibercaja. C.I.F. G-50000652.
Inscrita en el Registro de Fundaciones del Mº de Educación, Cultura y Deporte con el nº 1689.
Domicilio social: Plaza de Basilio Paraíso, n 2, de Zaragoza.

Fundación Bancaria Ibercaja está autorizada al uso
de la marca "Ibercaja" por Ibercaja Banco S.A., que es titular de la misma