¿En tu organización los peces vuelan?

Imprimir artículo Imprimir artículo
Descargar pdf Descargar PDF
Lorea Jiménez Orruño
Belbin Spain & Latam

Esta pregunta proviene de una frase célebre de Albert Einstein: Todo el mundo es un genio pero si juzgas a un pez por su capacidad para subir a un árbol, vivirá toda su vida pensando que es estúpido”. Lamentablemente en las organizaciones se dan mucho estos casos lo que supone una gran frustración y pérdida del talento del capital humano. Esto es contradictorio con el fin último de toda organización que es, evidentemente, mejorar la competitividad y la efectividad para mantener un buen posicionamiento en un mercado vertiginoso y seguir creciendo.

Este es sin duda uno de los grandes retos de las organizaciones de hoy en día y que además actúa como motor de cambio y evolución y es responsable de los grandes desarrollos que protagonizan las empresas. Por este motivo resultan indispensable contar con procedimientos y metodologías de trabajo (a poder ser no complejas en su aplicación) para implementar con éxito estos cambios que se traducirán en una mejora de la competitividad. 

Los Roles de Equipo Belbin ofrecen un método para la mejora de la competitividad en cualquier organización. Todo ello sin tener que dar un giro de 360º en los procedimientos de actuación diarios, sino con pautas sencillas y de fácil aplicación. Consiste en que las virtudes de cada persona se puedan manifestar en las tareas diarias. Es decir, que cada persona realice aquellas tareas para las que tenga una habilidad especial. Esto puede parecer sencillo pero… ¿Cómo detectar esas virtudes?

Es aquí donde aparece la parte metodológica dando consistencia al proceso posterior. Esto se traduce en los informes Belbin (tanto individuales como de equipo) que cuentan con demostrada  fiabilidad y validez. Estos reportes reflejan las mejores contribuciones de cada persona en la organización estableciendo un ranking sobre los 9 Roles o estilos de comportamiento existentes. En definitiva, el informe Belbin es una foto de nuestras cualidades en ese preciso momento (más información en la tabla adjunta). 

Ahora que ya hemos detectado nuestras fortalezas, ¿cuál es el siguiente paso? Simplemente compártelas con el resto de tu equipo, hazlas visibles y ponles nombre, de forma que las personas que te rodean valoren y entiendan tus mejores aportaciones y viceversa.

Utilizando la Metodología Belbin como brújula nos dirigimos en la dirección correcta. Eso sí, debemos ampliar la mirada ya que existen diferentes caminos para llegar a la meta, tal y como demuestran los diferentes ejemplos claros de empresas que ya lo han conseguido; como la experiencia de Artez.

La Metodología Belbin detecta el talento de cada persona y lo pone al servicio del equipo y la organización. Esto supone un mayor entendimiento sobre ti mismo y sobre los demás, es decir, comprenderás mejor porqué tu compañero se comporta y trabaja de determinada manera y además valorarás aquello en lo que destaca y que seguramente se complemente con tu fortaleza o talento.

En resumen, identifica tus Roles o contribuciones y las de tus compañeros y trata en la medida de lo posible que la asignación de tareas vaya alineada con los mismos. Es decir, haz que los peces de tu organización naden y así serán rápidos, eficientes y estarán motivados y comprometidos traduciéndose esto en una sustancial mejora de la competitividad.


Todas las opiniones, comentarios o afirmaciones vertidas en los vídeos y artículos puestos a disposición desde este servicio web no son responsabilidad de Ibercaja, sino que muestran la opinión del respectivo autor.


Fundación Bancaria Ibercaja

Fundación Bancaria Ibercaja. C.I.F. G-50000652.
Inscrita en el Registro de Fundaciones del Mº de Educación, Cultura y Deporte con el nº 1689.
Domicilio social: Plaza de Basilio Paraíso, n 2, de Zaragoza.

Fundación Bancaria Ibercaja está autorizada al uso
de la marca "Ibercaja" por Ibercaja Banco S.A., que es titular de la misma