¿Cómo implementar una cultura de innovación?

Imprimir artículo Imprimir artículo
Descargar pdf Descargar PDF
Nacho Torre Solá, Andrea Navarro Val
Jefe Secretaría Técnica Consejero Delegado Innovación y Experiencia de cliente, Técnico en Innovación y Experiencia de cliente
Ibercaja

Las organizaciones son similares a cualquier sociedad, tienen una cultura propia que definen sus personas y su entorno, y cuentan con mecanismos sobre los que se puede actuar para sacarle el máximo partido, transformarla o crear una diferente.

Implementar una cultura de innovación no es una tarea fácil, ya que son éstas las que definen el ADN de una organización y esto es algo que tiene que estar en consonancia con las creencias de los mandos más altos y de los líderes, encargados de transmitirla tanto internamente como fuera de ella.

Lo que si es cierto es que existen ciertos aspectos que influyen en las culturas, y que si los gestionamos con un buen método nos podría llevar a crear o transformar la nuestra, y si la convertimos en una cultura innovadora estaremos generando, sin duda, una fuente de ventaja competitiva sostenible.

Las dos piezas clave que configuran una cultura de innovación son las personas y el ecosistema

La primera pieza, las personas, son el elemento clave para crear el contenido que definirá esta cultura, y son cuatro factores en las personas los que acaban configurando su creación:
 

  • Las técnicas de innovación, para generar ideas, identificar oportunidades, como el Design Thinking, Creative Problem Solving..
  • Las habilidades que tengan las personas, como la capacidad de comunicación, o el trabajo en equipo.
  • Las relaciones en el día a día entre las personas tanto dentro del trabajo como fuera de él, con sus compañeros, los equipos de trabajo, o sus superiores.
  • Los paradigmas individuales de cada persona como pueden ser la curiosidad o no tener miedo al fracaso.

 

La segunda pieza clave es el ecosistema, que es el conjunto de elementos que describen la realidad de la organización, y es un ecosistema porque una cultura innovadora no puede considerarse de otra manera que no sea como un todo, bajo un prisma sistémico donde cada parte está interconectada con las demás y todas son igual de importantes. Este ecosistema se compone de diferentes factores:

 

  • La estrategia que marcará hacia dónde diriges la innovación, ya que ésta debe estar adaptada a la estrategia corporativa.
  • La estructura organizativa, ya que dependiendo de si es más horizontal o más vertical, y de dónde esté situado el departamento innovador acabará determinando cómo innovamos.
  • Espacios físicos, relevantes para que la creatividad y las relaciones fluyan.
  • Resultados, importantes porque te permitirá seguir innovando.
  • El liderazgo debe estar alineado con la estrategia de innovación, y su comportamiento acabará definiendo el de las organizaciones.
  • Proceso innovador, para tener una cultura innovadora un aspecto muy importante es tener proyectos innovadores e ir implementándolos poco a poco con un método.

Más allá de estos dos elementos clave, encontramos ciertos mecanismos que al igual que en las sociedades, las caracterizan, y que pueden crear, optimizar o transformar sus culturas innovadoras. Estos mecanismos son:

 

  • Las historias que subyacen detrás de cada organización y que tratan de transmitir los líderes para comprender su misión. Ayudan a que la gente comprenda los porqués y para qués de tu organización. 
  • Las metáforas, ayudan a comprender y asimilar determinados conceptos 
  • Los mitos que se generan detrás de estas historias, sirven para comprender qué entiende la gente sobre ciertos aspectos, pueden ser personas, momentos.. 
  • Los ritos que se crean a partir de los hábitos de cada organización, por ejemplo las reuniones, comités.. trabajar sobre ellos puede llegar a transformar la cultura. 
  • El lenguaje, usar un determinado lenguaje es importante, ya que una misma realidad puede ser diferente según el lenguaje que usemos. 
  • Los símbolos son elementos tangibles que caracterizan a las personas y las organizaciones.  

Estos mecanismos se pueden trabajar, llegando a generar unas determinadas creencias que acabarán por determinar el ADN de las organizaciones. 

Por lo tanto, una respuesta a la pregunta de cómo implantar una cultura innovadora en una organización, sería construyendo y demostrando con un método las creencias que queremos que configuren la cultura de la empresa para que se transmita y puedan percibirla tal y como lo entienden los miembros que la componen.


Todas las opiniones, comentarios o afirmaciones vertidas en los vídeos y artículos puestos a disposición desde este servicio web no son responsabilidad de Ibercaja, sino que muestran la opinión del respectivo autor.


Fundación Bancaria Ibercaja

Fundación Bancaria Ibercaja. C.I.F. G-50000652.
Inscrita en el Registro de Fundaciones del Mº de Educación, Cultura y Deporte con el nº 1689.
Domicilio social: Plaza de Basilio Paraíso, n 2, de Zaragoza.

Fundación Bancaria Ibercaja está autorizada al uso
de la marca "Ibercaja" por Ibercaja Banco S.A., que es titular de la misma